Protesta y Apelación de Martin R. Stolar, Abogado de IFCO

Interreligious Foundation for Community Organization Inc. (Fundación interreligiosa para la organización comunitaria, incorporada)

Número de identificación de contribuyente 13-2590548 PROTESTA Y APELACIÓN

Interreligious Foundation for Community Organization Inc. (IFCO, por sus siglas en inglés) por el presente protesta y apela al Departamento de Apelación del IRS (Hacienda) la propuesta revocación de su exención de impuestos según el código del IRS 501c3, la cual es presentada en el informe de inspección fechado el 22 de octubre de 2013, una copia del cual es adjuntada como anexo, para el período de impuestos que terminó el 31 de diciembre de 2009 y el 31 de diciembre de 2010. Se refiere al informe a continuación como la “Explicación.”

Esta protesta y apelación se entrega por el abajo firmante abogado del IFCO cuyo poder notarial para el período en cuestión está archivado con el IRS.
Los asuntos en desacuerdo con la propuesta acción y hechos y razones en apoyo son presentados a continuación.

1. La auditoría realizada por el IRS estuvo basada en la premisa equivocada de que el patrocinio fiscal de un proyecto conocido como Viva Palestina ofrecía ayuda a una organización terrorista de Gaza (Palestina) conocida como Hamás, un grupo que se encuentra en la lista de organizaciones terroristas del gobierno estadounidense. De hecho, el proyecto no fue diseñado para apoyar a ningún grupo terrorista ni lo hizo, sino para proveer ambulancias y suministros médicos a la gente que vive en Gaza y que había sufrido la falta de suministros y equipos humanitarios.

2. La auditoría criticó un proyecto del IFCO que ha consistido tras más de 20 años en una caravana que viajó por los Estados Unidos recogiendo ayuda humanitaria para el pueblo de

Cuba y después entregó dicha ayuda a Cuba. La auditoría indica que del Departamento del Tesoro del Control de Activos Externos (OFAC, por sus siglas en inglés) ha establecido normas que prohíben la Caravana a Cuba del IFCO y la entrega de bienes a Cuba. De hecho, dicho proyecto a veces llama la atención del OFAC, pero nunca ha sido declarado ilegal y el hacer cumplir cualquier sanción en contra de Cuba es asunto del OFAC, no del IRS.

3. La auditoría criticó un aspecto de un programa de becas para los estudios médicos en Cuba que es administrado por IFCO. La auditoría indicó que IFCO, porque sus empleados llevan pequeñas cantidades de dinero, proporcionado por los padres, a los becarios en Cuba, es un programa ilegal de remitir dinero, y así infringe las normas establecidas por OFAC. De hecho, proporcionar estas pequeñas cantidades de ayuda de los padres a los estudiantes médicos no infringe ninguna norma dado que los estudiantes tienen permisos del OFAC de gastar dinero en Cuba y los que reciben estos pequeños fondos son ciudadanos estadounidenses, no cubanos. Cualquier problema con el hecho de que IFCO transmita estos pequeños regalos es asunto bajo la jurisdicción del OFAC, no del IRS. Además, el hecho de que los dirigentes y empleados del IFCO viajen a Cuba no es un acto ilegal, como parece declarar la auditoría.

4. La auditoría se trata de varios proyectos para los cuales IFCO es el patrocinio fiscal e indica que dichos proyectos no se conforman con los fines por los cuales IFCO tiene su exención de impuestos. De hecho, la aceptación de cada uno de los programas patrocinados está basada en una propuesta escrita y entregada por la organización que quiera ser patrocinada. La propuesta es inspeccionada por IFCO y aceptada sólo si se conforma con los fines por los cuales IFCO tiene su exención de impuestos y su visión. Después se le entregue al grupo patrocinado una carta que avisa que los fondos sólo se pueden usar para los fines declarados en la

propuesta aceptada y se debe usar todos los fondos a los fines que se conforman con 501c3. A pesar de que la auditoría declara que muy poca documentación estuvo disponible para la revisión, de hecho todos los programas, tanto los actuales como los anteriores tenían una documentación de peso. Adjuntos en el presente están los archivos y documentos de IFCO para los años en cuestión como parte de la documentación de apelación y estarán disponibles en cualquier conferencia o audiencia sobre este asunto, así como varios otros, entre ellos si IFCO mantiene o no el control y criterio sobre dichos fondos.

5. La auditoría sugiere que ciertos programas patrocinados fiscalmente fueron diseñados para beneficiar a individuos específicos. IFCO sugiere que los programas debían beneficiar una comunidad en su conjunto, a pesar de que individuos específicos fueron el foco.

A. Amigos y Familia de Mutulu Shakur es un programa diseñado para aumentar la conciencia de la comunidad acerca la difícil situación de los presos políticos quienes permanecen encarcelados a consecuencia de sus actividades políticas y dar conocimiento acerca juicios de gobierno inadecuados contra individuos situados de manera similar. El caso de Mutulu Shakur es representativo de estos casos y actividad en su nombre se percibe de manera educativa y organizativa para un amplio grupo de comunidades preocupadas por la situación grave de presos encarcelados.

B. La Coalición Mumia Libre es un programa diseñado para aumentar la conciencia comunitaria acerca el racismo, la pena de muerte y juicios justos cuales implican a Jamal Mumia, un periodista abierto. El caso del Sr. Jamal ha recogido la atención mundial por sus indicaciones del racismo en el sistema de justicia penal de los EEUU y por la desigual aplicación de la pena de muerte. Los periodistas alrededor del

mundo han apoyado esta causa y la usan para ilustrar al público con cuestiones de libertad periodística y libertad de prensa. El apoyo del IFCO se da en línea de esta actividad educativa.

C. Luis Miranda Memorial fue un proyecto conmemorativo para honrar la actividad de Luis Miranda y concientizar la comunidad hispana, el público en general tal y como la comunidad en la que se desempeñó. Sr. Miranda fue el fundador de la Casa de Las Américas; una organización educativa con sede en Nueva York que constituye una voz progresiva en la comunidad hispan, que ha trabajado con el programa de caravanas de IFCO Cuba y apoyó el programa de becas de los estudiantes de medicina. Apoyo para la conmemoración de su muerte significó apoyo para un programa educativo sobre su vida de actividad y logro, una vida a seguir por los que oigan su mensaje.

D. La Campaña de Pro Libertad Freedom fue un proyecto diseñado para llamar atención a la situación de presos políticos quienes fueron encarcelados por apoyar una independencia de Puerto Rico. La respuesta represiva del gobierno estadounidense, contra aquellos quienes buscan la independencia, levanta cuestiones más amplias para la comunidad que apoya los presos políticos y el derecho a expresarse contra lo que el gobierno ha hecho de un programa impopular dentro de la comunidad hispana y puertorriqueña.

E. La Fundación Safiya-Nuh fue un programa, apoyado por IFCO, para llamar la conciencia comunitaria a la situación grave de presos políticos encarcelados como resultado del programa contrainteligencia (COINTELPRO) del gobierno estadounidense,

un programa llevada por el FBI a limitar la eficacia de individuos y organizaciones que procuran eliminar el racismo en la sociedad estadounidense a través de actividades y protestas de derechos civiles. El programa aborda cuestiones más amplias acerca el racismo y represión para la comunidad en general.

F. Asistencia Médica Ahora fue un programa educativo que promovió conocimiento sobre la asistencia médica pública dentro del debate federal para reformar el sistema de seguro médico del país, un debate que dio luz a la Ley de Seguro Asequible. Las contribuciones a IFCO sólo fueron diseñados a apoyar los programas educativos de Asistencia Médica Ahora y dar los donantes del IFCO la oportunidad de apoyar estos programas.

G. Viva Palestina fue, como se señaló anteriormente, un programa diseñado para llevar ayuda humanitaria a la población de Gaza mediante suministros médicos y servicios de ambulancia. La Explicación (p. 10) indica que estos fondos fueron utilizados para apoyar a Hamas, un grupo designado de terrorista. Esto es disputado y sencillamente falso. No fondos algunos fueron proveídos a Hamas o a cualquier entidad controlada u operada por Hamas. El IRS no ha proporcionado evidencia para demostrar la involucración salvo un informe de internet de una entidad llamada el Proyecto Investigativo sobre el Terrorismo. La entidad se cree de ser un brazo propagandístico del gobierno Israelí y no se puede aducirla de manera en que el IRS la utiliza, i.e., que hubo una conexión entre Viva Palestina y Hamas. Una simple averiguación en el internet muestra que los convoyes de Viva Palestina fueron diseñados exclusivamente para proporcionar asistencia médica a una sufrida población que ha sido sometida a un

bloqueo impidiendo la entrega de dichos suministros. Se entregó al IRS documentación relativa a los efectos benéficos de este proyecto, así como documentación que sustentan el uso actual de los fondos para los fines susodichos. IRS concluye que la documentación no pudo ser verificada, una conclusión negada por la gran cantidad de correo electrónico, recibos y correspondencia adjuntada a los expedientes presentados al IRS y a la disposición de esta revisión de apelaciones. IRS concluye que la financiación de Hamas, una organización designada de terrorista, es una actividad ilegal. Esto es cierto, en sí mismo, pero no tiene relevancia a IFCO cuyo programa no financia a Hamas pero que sí provee una necesaria ayuda médica. Antes de patrocinar el convoy Viva Palestina, IFCO tomó medidas para buscar la garantía de su consejo legal para asegurarse de que su programa de proveer asistencia médica no viola las restricciones importadoras sobre la región de Gaza establecidas por el gobierno de los Estados Unidos. La medida fue documentada en la solicitud por escrito que IFCO emitió a su consejo legal, copia de la cual fue proporcionada al auditor del IRS y que es ignorada en su Explicación de Elementos. Las actividades de IFCO y Viva Palestina no fueron ilegales ni una violación de la política pública, pero que sí apoyaron la política pública de ofrecer ayuda caritativa a aquellos en necesidad, en este caso, la población de Gaza. Los esfuerzos para proporcionar ayuda caritativa a poblaciones en necesidad han sido una parte integral de los programas y proyectos del IFCO durante bastante tiempo. Las Caravanas de Amistad Cubana, la asistencia para las víctimas en Nueva Orleans del huracán Katrina y ayuda al pueblo de Haití en relación con los desastres naturales son ejemplos de las actividades del IFCO, completamente consistentes con el proyecto de

Viva Palestina. IFCO históricamente ha proporcionado ayuda y apoyo en este sentido, notablemente en conexión con los damnificados del huracán en Nicaragua.
6. La auditoría sugiere que los susodichos programas y varios otros no se atribuyen al

objetivo exento del IFCO. IFCO discrepa con esta conclusión y afirma que esto simplemente no es cierto. Todos los programas y proyectos del IFCO, incluso aquellos para los cuales IFCO sirve de un patrocinador fiscal, son sujetos a un examen por el consejo de director o un subcomité de designación y no se aprueban a menos que sean dentro de los objetivos educativos y caritativos del IFCO. Cualquier conclusión al contrario, derivado del estudio de la documentación subrayada que es la parte de su petición, es incorrecta.

7. La suposición que IFCO no retuvo el control y discreción es igualmente infundada. Una revisión de los expedientes muestra que cada programa o proyecto patrocinado se limitaron el uso de cualquier fondo, llegando a través de IFCO, al alcance de la propuesta original y a aquellas actividades sólo permitidas bajo el 501c3. En la mayoría de los casos, una revisión de los expedientes entregados muestra que los recibos y otra documentación de los fondos fueron requeridos por IFCO y se guardó como un registro de gasto. En varios casos, los gastos pagados a través de IFCO se documentaron a través de una conversación oral entre el entonces director ejecutivo, Reverendo Lucius Walker y el representante del proyecto patrocinado. Como fue relatado al examinador del IRS, pero ignorado en la Explicación, la relación en fideicomiso entre las personas sirvió como base para varios reembolsos o desembolsos de fondos. La inhabilidad de proporcionar documentación escrita sobre estos pagos, así como fue revelado durante el proceso de auditoría, hizo que la junta directiva actual del IFCO investigara las razones por la carencia y adoptara una resolución asegurando que esta

situación no sucederá en el futuro. Una copia de esa resolución se proporcionó al IRS durante la auditoría y se ignora en la Explicación.

8. Las páginas 11-16 de la Explicación tratan ciertas carencias técnicas en las declaraciones de renta de 2009 y 2010 del IFCO. Como fue explicado al auditor, IFCO reconoce ciertos descuidos en la preparación de las declaraciones por su entonces contador y ha procurado preparar y presentar enmendadas para corregir el problema. Se debe notar que ninguna de las carencias citadas fueran esfuerzos intencionales de defraudar o proporcionar información incorrecta. Sin embargo, hay unos asuntos que se puede dirigir aquí:

A. La Explicación (pág. 12) sugiere que el proyecto de Viva Palestina “era diferente de las otras actividades que IFCO había apoyado.” Esto no es verdad y una revisión de las otras actividades del IFCO señala el mismo trabajo de socorro como del proyecto de Viva Palestina, por ejemplo las actividades en Haití, Cuba y Nueva Orleans;

B. La Explicación (pág. 13) sugiere que los fondos recibidos por IFCO no eran de regalos, donaciones o contribuciones. Esto es incorrecto ya que prácticamente todos los fondos recibido por IFCO eran de estas categorías.
9. Páginas 15-28 de la Explicación exponen la posición del IRS sobre la ley aplicada en la

auditoría y la revocación propuesta. En la medida en que IFCO discrepa de esta revisión de la ley, su posición será establecida en un Memorando de Ley presentado por separado en relación con cualquier conferencia de apelaciones.

10. La “Posición del Gobierno,” establecida en pp. 28-32 de la Explicación, establece cuatro elementos que le da creer al IRS que la exención del IFCO se debe revocar. Se dirige a cada uno aquí-abajo. Tomado juntos o por separado, los motivos no son una base suficiente

para la revocación. IRS no ha proporcionado suficiente evidencia específica que indica el suceso de cualquiera de los elementos.

A. “IFCO distribuye fondos que no están en cumplimiento de su propósito exento.” Un examen de los archivos específicos de cada uno de los proyectos fiscalmente patrocinados por IFCO, incluso de sus propios programas, muestra que todos éstos están en línea con los objetivos caritativos y educativos con los cuales IFCO se formó y ha funcionado desde 1967. Al contrario de la Explicación (p.29), IFCO estableció la naturaleza caritativa y educativa de cada programa y proyecto, en el cual se ha implicado, a través de procesar con fuentes fehacientes las propuestas escribidas a él. Lo que la Explicación se refiere como “afirmaciones vagas y generalizadas” en actualidad no caracteriza lo que estas propuestas contienen. Esta vista es una suposición aparentemente basada en un desacuerdo con el contenido de los programas y proyectos, en vez de un análisis a lo que realmente se dedican. No es una base suficiente para formar la conclusión alcanzada.

La explicación sugiere además que IFCO desembolsa fondos “sin ninguna justificación en el propósito de exento de cualquier seguimiento respecto a la utilización de los fondos.” Un examen de los de muestra, por el contrario, que en todos los casos se contiene el propósito exento de cada programa o proyecto y en su mayor parte se documentan los efectos de los gastos. En los casos limitados donde carece documentación, la evidencia circunstancial dentro de cada archivo tanto y como los informes de documentación oral relacionados con el IRS indican que los fondos fueron utilizados correctamente. Además, la adopción de resoluciones de la Junta Directiva del

IFCO durante el período de auditoría evidencia que IFCO se propone acatar los requisitos del código del IRS rentas internas para prevenir futuros lapsos de esta naturaleza.

En la medida en que el IRS considera que IFCO está operando fuera de sus fines de carta, parece que sería un juicio pronunciado por la Procuraduría General del Estado de Nueva York, en vez del IRS.

Finalmente, la explicación no señala a un programa o proyecto en particular que no cumple los fines exentos. Más bien, se puede concluir que el IRS se refiere al proyecto Viva Palestina o a los aspectos de los programas del IFCO en relación con Cuba, pero la Explicación es vaga en este sentido. Por lo tanto, no proporciona pruebas suficientes para apoyar la revocación de la exención de impuestos.

B. “…IFCO no puede demostrar que se compromete principalmente en actividades que logra uno o más fines exentos…”

Si esta conclusión se basa en todo los programas y proyectos del IFCO, sería sencillamente incorrecto – los hechos documentados en los expedientes del IFCO, cuales fueron revisados por el IRS, demuestran que todas sus actividades estaban en la consecución de fines caritativos y educacionales. Asimismo, la declaración en la Explicación de que “muchos archivos de proyecto no tenían ningún tipo de documentación” (pág. 29) es falsa. La mayoría de los expedientes tiene dicha documentación y para aquellos que la carecen, se realizó búsquedas en los archivos, se rescató documentos y se dio explicaciones al examinador del IRS.

La Explicación identifica específicamente caravanas del IFCO a Cuba y la administración del programa de becas estudiantiles médicos en Cuba como “hechos en violación de las sanciones estadounidenses contra Cuba.” Si existen violaciones sería un problema, como un asunto primordial, para la oficina del Control de Activos en el Extranjero de la Oficina del Tesoro (OFAC) que tiene jurisdicción sobre la aplicación de las “sanciones.” Aparte del hecho que las caravanas a Cuba no son ilegales, OFAC no ha sancionado a IFCO en los más de 20 años cuando las caravanas han sido operadas. Esto no es un programa nuevo, sino uno que ha sido abierta y notorio a lo largo del período – si OFAC no se ha interesado en declarar ilegales las actividades de IFCO, no es para que IRS haga independientemente tal determinación.

Como cuestión de ley, hay el desacuerdo razonable acerca de si las sanciones mismas son lícitas y existen en violación del derecho internacional. IFCO también cree que hay una sólida base teológica para las caravanas. El análisis basado en la escritura trata al pueblo cubano como merecedores de amor, respeto y asistencia a pesar de supuestas limitaciones seculares.

Del mismo modo, existe serio desacuerdo con la idea de que las pequeñas cantidades de dinero otorgadas a los estudiantes de becas en Cuba por sus padres (cada uno de los cuales cabe destacar ha hecho un compromiso para practicar la medicina en una comunidad marginalizada en los Estados Unidos) de alguna forma viole la ley o las políticas públicas. IFCO sostiene que ninguno de sus proyectos y programas de Cuba es ilegal, en violación de las políticas públicas o afuera de la consecución de sus fines exentos para traer conocimiento útil y ayuda caritativa a la humanidad.

Viva Palestina es el único programa específicamente identificado en la Explicación como no para un propósito exento. La Explicación contiene una declaración conclusiva y reveladora diciendo que, “Existe la posibilidad de que los fondos fueron utilizados para ayudar a terroristas…”

Para empezar, una “posibilidad” no es un hecho. ¡Todo es posible! IRS no señala ninguna evidencia, aparte de un documento de origen dudoso, que Viva Palestina realmente ayudó a terroristas. La opinión más probable es que el programa proporcionó la necesaria ayuda médica prometida y hay pruebas sustanciales apoyando ello, como se ha documentado en los archivos del IFCO y puesto a la disposición del IRS. Una “posibilidad” no es ilegal.

Se ha investigado que en ningún parte del mundo, incluyendo los Estados Unidos, ha surgido un enjuiciamiento o sanción proveniente de los convoyes de Viva Palestina. Ciertamente, el hecho da crédito al argumento de que no hay ninguna ilegalidad en el apoyo del IFCO para este programa. Si el IRS se marca como la única agencia del gobierno de Estados Unidos que busca imponer consecuencias drásticas, de las cuales otras partes del gobierno no han sugerido que corresponden contra una ilegalidad o una violación de políticas públicas, entonces dicha imposición debe hacerse en otro foro en lugar de atacar a un programa que pretendió de seguir escrupulosamente la ley. Como se señaló, IFCO solicitó asesoría legal acerca de si la ayuda médica en cuestión viola cualquier ley o regulación existente antes de acceder a involucrarse.

La Explicación nota que IFCO se negó a proporcionar apoyo testimonial alguno para la auditoría del programa Viva Palestina. Por cierto, este fue el único aspecto de la auditoría donde se expresó la renuencia. La falta de prueba testimonial con respecto a una auditoría donde un brazo del gobierno de los Estados Unidos investiga el presunto apoyo material al terrorismo no es extraña teniendo en cuenta la postura legal del estatuto penal federal sobre tal apoyo material. Si el IRS podría conceder inmunidad o de lo contrario garantizar que ninguna evidencia testimonial de un oficial del IFCO, director o empleado sería usado en un enjuiciamiento basado en el estatuto del apoyo material, se resolvería el problema. Hasta que ocurre ello, la negativa a proporcionar evidencia testimonial acerca de este programa en particular se debe entender como una afirmación razonable de los derechos constitucionales.

En ninguna otra instancia durante la auditoría hubo la negativa de dar explicaciones completas o responder a preguntas acerca de los programas, proyectos, finanzas y prácticas del IFCO. La afirmación demostrada de un derecho constitucional no debe ser la base para la revocación de una exención de impuestos, particularmente donde existe amplia evidencia documental que llena la brecha.

C. “…IFCO no retiene control y discreción en cuanto al uso de los fondos aportados.” A través de sus políticas y procedimientos, hay pruebas sustanciales de que IFCO mantiene discreción y control sobre fondos. Cada proyecto patrocinado está obligado a cumplir los términos de aquellas propuestas y fines aprobados, de los cuales se otorgan subvenciones según una carta que cada proyecto patrocinado recibe cuando IFCO lo acepta en marco de sus metas y fines. Se requieren recibos donde IFCO

administra fondos. Los archivos enviados al IRS en esta protesta/apelación demuestran que así fue el caso. Además, la documentación oral en casos donde no hubo disponible materias escritas fue suficiente para los fines del IFCO donde la se hizo una confianza de relación. Como resultado de esta auditoría, tal documento oral ya no está permitido por política de la mesa directiva. Pero lo que había ocurrido en el pasado no muestra una organización fuera de control sobre el manejo de sus fondos. Sino más bien IFCO se muestra como un pastoreo cuidadoso de los usos a los que los fondos fueron puestos a manejar. A lo contrario de la afirmación de la Explicación (p.30) que IFCO podría sólo “especular” sobre donde iban los fondos, IFCO sabía dónde iban los fondos y el uso de ellos. No hay substancia para la posición del IRS.

D. “IFCO no mantiene registros…” Como notado anteriormente, IFCO mantiene archivos no sólo de las razones de aprobar un programa particular o proyecto sino también de los gastos que resultan. Estos archivos se pusieron a disposición del IRS para la auditoría y permanecen disponibles para esta revisión. Muestran proyectos específicos y programas con objetivos exentos y gastos específicos en la promoción de aquellos objetivos. IFCO no es un “conducto” blanco, sino una persona activa e interesada en proyectos y programas que adelanten los objetivos de IFCO. La discusión aquí sobre cómo IFCO ha funcionado en el pasado y su intención de funcionar en el futuro muestra que las conclusiones del IRS no tienen base sólido.
11. Para concluir, la posición del IRS se basa en especulaciones y suposiciones en lugar

de los hechos. La posición del IRS parece basarse en la oposición a los programas acerca Viva Palestina y Cuba con los cuales IFCO era y sigue siendo involucrado. La oposición parece ser de

carácter político, desaprobando el contenido de los programas y proyectos en vez su ejecución y realización regulatoria. Tal posición enfocada en el contenido es impropia del IRS y socava la aplicación neutral de las leyes tributarias.

12. IFCO también reserva el derecho de proporcionar información complementaria en relación con esta presentación cuando corresponda.

El abajo firmante es debidamente nombrado a asesor legal del IFCO y somete esta protesta/apelación en nombre de la organización. Los hechos como se indican en este documento son fieles a lo mejor de mi conocimiento que se basa en una revisión de los expedientes en cuestión y en las conversaciones con diversas personas relacionadas con IFCO quienes creo haber relacionado información verdadera y correcta.

Fechado: Nueva York, Nueva York 18 de diciembre de 2013

Martin R. Stolar Licenciado a Derecho 351 Broadway
New York, NY 10013 212-219-1919 mrslaw37@hotmail.com

%d bloggers like this: